Autor: Salud

Tener ansiedad de forma puntual es algo normal en la vida de toda persona, sin embargo cuando hablamos de  trastornos de ansiedad, nos referimos a aquellos que por su intensidad se convierten en una patología que afecta a la salud mental e influyen en la vida diaria de los que lo padecen.

Trastornos de ansiedad, causas y tipos

Síntomas de los trastornos de ansiedad

Este tipo de trastornos se manifiesta a partir de una serie de síntomas muy claramente identificables. La sensación de tensión o nerviosismo es el indicio más representativo, aunque existen algunos más que son claros indicadores:

La sensación de estar en peligro de forma inminente es muy común y similar a la que experimentamos cuando presenciamos algún tipo de catástrofe en primera persona.

Como consecuencia del nerviosismo se incrementa el ritmo cardíaco del afectado, también se produce lo que conocemos como hiperventilación (respiración anormalmente acelerada), sudoración o temblores.

La sensación de debilidad no sólo se manifiesta a nivel psicológico y los pacientes pueden sentir su cuerpo cansado y debilitado.

Además puede producirse consecuencias indirectas como problemas gastrointestinales o dificultad para conciliar el sueño.

El afectado puede tener problemas también para controlar sus emociones y sentimientos, así como para gestionar sus preocupaciones.

Por último, es muy habitual que aparezca una necesidad de huir o evitar todas aquellas situaciones que producen ansiedad lo cual puede derivar en un aislamiento social.

Tipos de trastornos de ansiedad

Tipos de trastornos de ansiedad

El trastorno de ansiedad puede manifestarse en diferentes tipologías y cada una de ellas responde a unos factores diferentes aunque tienen rasgos muy parecidos.

  • Agorafobia: Este tipo de trastorno se produce cuando la víctima desarrolla un miedo irracional ante lugares abiertos o incluso situaciones donde hay una exposición pública.
  • Trastorno de ansiedad generalizada: Se caracteriza por una presencia continua y excesiva de ansiedad incluso dentro de eventos o asuntos cotidianos.
  • Trastorno de pánico: Se caracteriza por la presencia continua de ataques de miedo o terror intensos en el que el enfermo experimenta un nivel máximo de miedo en cuestión de minutos.
  • Mutismo selectivo: Se manifiesta sobre todo en niños pequeños que no pueden entablar conversaciones en algunas situaciones como la escuela o incluso dentro de su propia familia.
  • Trastorno de ansiedad por separación: Se produce en la infancia y se da cuando el niño se separa de sus padres o un familiar cercano.
  • Fobia social: El afectado siente elevados niveles de ansiedad en situaciones sociales debido a una constante sensación de inseguridad o vergüenza.
  • Trastorno de ansiedad inducido por sustancias: Son el resultado directo del consumo de sustancias como medicamentos o drogas. También puede darse al estar expuestos a una sustancia tóxica o por el propio síndrome de abstinencia.
  • Además, la presencia de cualquier tipo de enfermedad puede llegar a generar ansiedad en el enfermo que se manifiesta a través ataques de pánico intensos y continuados.

Si padeces alguno de estos trastornos, ten presente que no se van a ir por sí solos, debes acudir a un profesional experto en este tipo de trastornos mentales para que te ayude a solucionar tu problema.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *